Tu centro de Masajes en Burgos

Si quieres recuperar el equilibrio de tu cuerpo, relajarte y liberar el estrés del día a día, elige de entre nuestra variedad de masajes para las diferentes partes del cuerpo. En Mens Corpore nos encargamos de ofrecer al cuerpo y a la mente un estado profundo de bienestar y relajación. ¡No te lo pienses! ¡Disfruta de un momento único!

Si lo que deseas es mejorar el rendimiento deportivo y mantener el tono muscular, con este tipo de masaje conseguirás preparar los tejidos para el esfuerzo deportivo, aliviar las posibles molestias musculares y favorecer una recuperación más rápida, optimizando los resultados deportivos y minimizando las lesiones.

Para liberar todas esas tensiones producidas por el estrés, un masaje realizado con aceite caliente y esencias, con pases lentos y profundos, es ideal para esta ocasión. Conseguirás equilibrar tanto el cuerpo como la mente, y podrás conectar con el aquí y el ahora. Regálate un masaje relajante y disfruta de un momento especial solo para ti.

Masaje indicado para mejorar y movilizar el retorno del sistema circulatorio venoso y linfático, ayudando al intercambio de liquido intercelular.

Masaje suave y repetitivo que actúa sobre los vasos linfáticos con el fin de movilizar el líquido intersticial y linfático, y facilitar así la eliminación por el propio organismo.

Gracias a un conjunto de pases, fricciones y amasamientos aplicados de forma específica a un ritmo y fuerza concreta, conseguiremos relajar los músculos, estimulando el riego sanguíneo y linfático y equilibrando el organismo en general, aportando así numerosos beneficios a músculos y articulaciones, y a órganos y tejidos.

Desde la visión tradicional del masaje tailandés, el cuerpo humano está recorrido por canales
energéticos, llamados líneas Sen. Presionando estas líneas se consigue movilizar la fuerza vital, eliminando los bloqueos que no permiten que ésta fluya correctamente. A través de posturas, estiramientos y un masaje profundo, se consigue un efecto sumamente relajante y liberador que se prolonga durante días.

Este masaje sumamente relajante, es un verdadero placer para los sentidos. Se recibe con aceite caliente aromatizado con esencias, acompañado de una técnica de masaje lento y profundo, que engloba la relajación propia de los masajes de aceite orientales y la presión a lo largo de las líneas energéticas Sen.

En este tipo de masaje se mezcla la técnica del masaje de los tejidos y la reflexología podal. Se trabajan las estructuras propias los pies y los puntos reflejos, incidiendo así en todos los sistemas del organismo para conseguir un gran equilibrio del cuerpo en general.