QUIROMASAJE / MASAJE SUECO

El quiromasaje es una de las técnicas de masaje más practicadas en la actualidad en los países occidentales. Se basa en una serie de manipulaciones realizadas con un ritmo y una velocidad determinada, y que tienen su efecto más inmediato sobre la piel, el sistema nervioso, el sistema circulatorio o el sistema músculo-esquelético, entre otros. Sus efectos relajantes y descontracturantes hacen de esta técnica una de las más efectivas a la hora de aliviar los dolores provocados por las tensiones y sobrecargas del día a día.

MASAJE DEPORTIVO

El masaje deportivo no solamente se utilizar para tratar patologías deportivas, sino que también es muy importante en el acondicionamiento y desarrollo del rendimiento del deportista.

Deberemos a su vez diferenciar entre el masaje Precompetición, que se realizará justo antes de que el deportista salga a competir, y el Post-competición, que se realizará, como su propio nombre indica, al con

MASAJE RELAJANTE / ANTIESTRES

Como su propio nombre indica, se trata de un masaje cuyo objetivo final es provocar un estado de relajación y una sensación de bienestar en el paciente; sus trazos son de presión suave y velocidad lenta, diseñados con la finalidad de agradar y eliminar el estrés.

Entre sus beneficios, ayuda a liberar tensiones, favorece la circulación sanguínea, ayuda a relajar la mente y el cuerpo, favorece el descanso profundo, reduce el estrés y mejora la calidad del sueño.

DRENAJE LINFÁTICO

Los beneficios del drenaje linfático son numerosos, este tipo de tratamiento favorece tanto la salud como la belleza. El drenaje linfático tiene como principal objetivo contribuir a que el organismo pueda protegerse mejor y a que elimine de una manera más efectiva los desechos que origina de forma natural.

Favorece la eliminación de celulitis, retención de líquidos, pesadez de piernas

cluir la jornada deportiva.

MASAJE EMBARAZADAS

El masaje durante el embarazo no solo ayuda a reducir el cansancio y el estrés, activar la circulación y aliviar la tensión producida por el aumento de peso de la madre y el bebé, contribuye además a que el cuerpo de la madre esté más receptivo, organizado y equilibrado, y en definitiva mejor preparado para afrontar tanto el proceso del embarazo como el momento del parto.