Jennifer García nos cuenta todo lo que necesitas saber sobre el drenaje linfático

Esta semana os presentamos a Jennifer García, quiromasajista y osteópata estructural, además de esteticista especializada en masajes y tratamientos estéticos dedicados a la mejora del organismo, que en esta breve entrevista nos cuenta de primera mano todo lo que debemos saber sobre el Drenaje Linfático, tratamiento corporal con múltiples beneficios que ella misma se encarga de ofrecer en Mens Corpore.

 

PREGUNTA: ¿Qué es el drenaje linfático?
RESPUESTA: Es una técnica de masaje manual muy suave, lenta, precisa e indolora con mas de cien años de historia. Se realiza para desplazar la linfa que se encuentra estancada, drenándola hacia zonas linfáticas sanas, mejorando así su evacuación hacia el torrente sanguíneo. Ayuda a eliminar liquido intersticial y moléculas de gran tamaño, consiguiendo una mejoría de la persona desde el primer momento. A diferencia de algunos aparatos, como la presoterapia, es capaz de drenar las proteínas de los edemas linfáticos, consiguiendo ser mas efectivo.

 

PREGUNTA: ¿Cómo puede ayudar a mejorar la vida de una persona, especialmente si padece algún tipo de cuadro edematoso, como puede ser la retención de líquidos?
RESPUESTA: En primer lugar cabe destacar que el sistema linfático colabora estrechamente con el sistema inmunológico, por lo que este tipo de masajes mejora de manera general el estado de salud. Además, se le considera un masaje “depurativo” del organismo. El objetivo es activar la circulación para que no se queden estancadas sustancias de desecho nocivas y tratar activamente distintas afecciones, convirtiéndose así en el masaje estrella a la hora de actuar contra la retención de líquidos. También ejerce un papel sedante en el sistema nervioso, regula el equilibrio hídrico del organismo, baja la presión sanguínea, estimula la función renal…

 

PREGUNTA: ¿A quiénes recomendarías este tratamiento?
RESPUESTA: En realidad este masaje es muy beneficioso para todo el mundo. Como anotación personal, tengo que decirles que los resultados que he visto y la satisfacción de cada uno de los pacientes que he tratado es máxima. En palabras de ellos mismos, se sienten como “nuevos”, “flotando”, “liberados”… El drenaje linfático está especialmente indicado en edemas (embarazo, post– operatorios, faciales, linfoestáticos, premenstruales, etc.), varices, piernas cansadas y/o hinchadas, fibromialgia, acné, celulitis, artrosis y artritis, ansiedad y estrés… Y en principio contraindicado en personas con cáncer en curso, edemas linfodinámicos, infecciones graves de piel, problemas circulatorios mayores como trombos, flebitis, tromboflebitis… Ante cualquier enfermedad un poco severa, lo mejor es la consulta previa al médico especialista.

 

PREGUNTA: ¿Cómo son las sesiones que ofrecéis aquí en Mens Corpore?
RESPUESTA: Las sesiones son cien por cien personalizadas, con una previa valoración de lo que la persona necesita, encajando el masaje y mejorando los resultados. Salvo en casos muy puntuales, las sesiones nunca duran menos de una hora y los masajes los realizamos con aceites esenciales o productos específicos que mejoran el drenaje, siendo así un masaje muy agradable para quien lo recibe. En alguna ocasión se combina con otras técnicas, como vendas frías.